Alergias y quiropráctica. La solución está dentro de ti.

Alergias y quiropráctica. La solución está dentro de ti.

Son muchos los que asocian la llegada de la primera a meses de congestión nasal, picor en los ojos y estornudos. O incluso a urticaria, picor en la piel o crisis asmáticas. La rinitis alérgica o la fiebre del heno hace que el cuerpo sea hipersensible al polen y a otras muchas sustancias ambientales. No obstante, no debemos acostumbrarnos a ellas, ¿alergias y quiropráctica? Sí, sigue leyendo porque te lo explicamos aquí.

Causas de las alergias

Una alergia es una reacción exagerada del sistema inmune a ciertas sustancias que en situación normal serían inofensivas. Cuando se dice que somos alérgicos a algo, el sistema inmunológico cree erróneamente que esa sustancia es peligrosa para nuestro organismo. Con la intención de protegernos, el sistema inmune produce un tipo de anticuerpos para ese alérgeno. Estos anticuerpos permiten que algunas células del cuerpo liberen mediadores químicos en la sangre, siendo uno de ellos la histamina.

La histamina actúa sobre diferentes partes del cuerpo: nariz, garganta, pulmones, ojos, piel o sistema gastrointestinal; causando los síntomas típicos de una reacción alérgica. Nuestro sistema inmune reconoce y trata de eliminar sustancias nocivas mediante la inflamación, estornudos, tos o vómitos, entre otros.

En el caso de las alergias, la respuesta a éstas se activa cuando el sistema inmune interpreta erróneamente que una sustancia es peligrosa. Es decir, la reacción alérgica no es causada por la sustancia en si, si no por la interpretación errónea del cuerpo.

La salud empieza en el interior. La quiropráctica te ayuda a expresarla

Siempre se nos ha explicado que la causa de cualquier enfermedad es externa o viene de afuera, a través de parásitos, microbios, gérmenes, bacterias, químicos y otros. Entonces, con la intención de eliminar la causa externa, se busca una solución también externa: vacunas, medicamentos…

En cambio, la filosofía quiropráctica se basa en el principio de que cualquier enfermedad está DENTRO del cuerpo, originada por un desequilibrio en las funciones u órgano internos, haciendo que el cuerpo no sea capaz de adaptarse correctamente a los factores externos. La solución viene de dentro, restableciendo el equilibrio interno, el cuerpo puede recuperar su capacidad innata de adaptación y curación.

Alergias y quiropráctica, una ayuda natural

Son muchos los estudios científicos que demuestran los beneficios de los ajustes quiroprácticos para equilibrar la función del sistema nervioso. Y también son muchos los casos de pacientes que presentan mejoras en la reducción de los síntomas de alergia cuando reciben ajustes quiroprácticos de manera regular. Las subluxaciones vertebrales o vértebras desalineadas pueden interferir en las señales nerviosas, de manera que el cuerpo, y en concreto el cerebro, no puede recibir la información correctamente.

La medicina tradicional recomendaría mantenerse alejado de los alérgenos. Y cuando esto no sea posible, recetará antihistamínicos, corticoides u otros, que impiden de manera artificial que el cuerpo produzca histamina, causante de los síntomas de alergia. Actuando únicamente sobre el síntoma, y no en la causa.

Según el planteamiento quiropráctico, la causa nace en una alteración del sistema nervioso, que es el responsable de controlar y coordinar todas las funciones vitales del cuerpo. Una interferencia en el sistema nervioso, una sublevación, puede resultar en una reducción de la capacidad del cuerpo de luchar contra los alérgenos.

Si tienes dudas, pregúntanos sin compromiso y te explicaremos todo lo que la quiropráctica puede hacer por ti.

Sobre el autor

centroquiropractico administrator

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CatalanEnglishFrenchRussianSpanish