Cómo fortalecer el sistema inmunológico

Porcentroquiropractico

Cómo fortalecer el sistema inmunológico

No existe una receta milagrosa para mejorar nuestras defensas. No obstante, mantener un estilo de vida saludable y seguir estos consejos puede ayudarte a fortalecer el sistema inmunológico.

Es importante tener claro que atiborrarte a superalimentos no va a hacer que tengas un sistema inmunológico más sano. De la misma manera, tomar suplementos vitamínicos en exceso tampoco son la solución, incluso pueden llegar a ser contraproducentes. Tampoco importa cuantas naranjas comas al día para protegerte de los virus con su vitamina C. La fórmula «secreta» es mucho más sencilla.

Una alimentación saludable para fortalecer el sistema inmunológico

No busques alimentos milagrosos, ni recetas complejas. El sentido común es más que suficiente para mantener un sistema inmunológico sano y fuerte. Una alimentación rica en frutas y verduras, legumbres, cereales y proteínas durante todo el año nos garantizará una ingesta regular de nutrientes y vitaminas.

Reducir o eliminar el consumo de azúcares, alimentos procesados o ricos en grasas saturadas es importante pero no suficiente. Es decir, no sirve de nada que renunciemos a comer bollería si no vamos a ingerir ninguna fruta o verdura.

También es aconsejable cuidar las cantidades que ingerimos. Es necesario consumir la cantidad óptima de alimentos y nutrientes, sin sobrealimentarse, pues el exceso es contraproducente y puede llegar a causar sobrepeso, entre otras consecuencias.

Por otro lado, tomar suplementos para estar bien provistos de vitaminas no es necesario si no se tiene específicamente un déficit vitamínico, pues puede ser contraproducente y peligroso para nuestra salud. Es importante consultar a especialistas antes de tomar este tipo de suplementos.

Duerme lo suficiente para que tu cuerpo pueda recuperarse

Numerosos estudios científicos han confirmado a lo largo de los años la importancia de dormir entre 7 y 9 horas (según la edad) para mantener una buena salud.

Mientras dormimos, el cuerpo lleva a cabo la recuperación de funciones esenciales, reparación celular y de todos los sistemas del organismo, incluido el sistema inmunológico.

Regular los niveles de estrés ayuda a fortalecer el sistema inmunológico

Cuando nos sentimos estresados, tensos, preocupados, etc nuestro cuerpo emite de manera interna constantes señales de alarma que provocaban que nuestro organismo se encuentre en un perpetuo estado de alerta. Esto consume parte de nuestras defensas, dejándonos desprotegidos ante otras amenazas. Por ello, regular y minimizar el estrés es importante, pues nuestro sistema inmunológico se fortalecerá.

Trata de identificar aquellas situaciones que te producen estrés. En muchas ocasiones no dependen de nosotros, pero sí que depende de nosotros cómo las afrontamos. Puedes recurrir a técnicas de relajación, de control de la respiración, meditación… para poder gestionar mejor estas situaciones y que el sistema inmunológico no se resienta. Si esto no es suficiente, es muy recomendable contar con el soporte de profesionales y terapeutas.

Practica ejercicio moderado de manera regular

Está demostrado que hacer ejercicio o practicar algún deporte libera endorfinas, una hormona que nos ayuda a regular los niveles de estrés.

Además, el ejercicio ayuda a la oxigenación celular y muscular, mejora las defensas y la salud metabólica, así como para evitar el envejecimiento prematuro. Practicar ejercicio moderado de manera regular ayuda a fortalecer el sistema inmune y a estar más protegidos frente a algunas enfermedades.

Reduce o elimina el consumo de alcohol

Un consumo elevado de alcohol tiene severas consecuencias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo y nuestra salud. Asimismo, también tiene efectos en la capacidad del cuerpo de sanar al debilitar nuestro sistema inmunológico.

Tomar una copa de vino, por ejemplo, es poco probable que se convierta en una amenaza. Por ello recalcamos la importancia de un consumo moderado, especialmente si hay un descenso de actividad física, por el aporte calórico extra que supone el consumo de alcohol.

Mantente bien hidratado

La hidratación es muy importante para la correcta oxigenación de nuestros órganos, músculos, células… y para que todos nuestros sistemas trabajen correctamente, incluido el sistema inmunológico.

Toma suficiente vitamina D para fortalecer el sistema inmunológico

Recientes investigaciones han demostrado que el sistema inmunológico necesita vitamina D para combatir los virus. No obstante, si estás expuesto al virus no te va a salvar de contagiarte, pero sí puede ayudarte a recuperarte más rápidamente y a minimizar la gravedad de la enfermedad.

La vitamina D, además, es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico, nervioso y muscular.

Un déficit de vitamina D también puede estar relacionado con una deficiencia de otros nutrientes, pues la vitamina D ayuda a que nuestro cuerpo absorba el calcio y el fósforo, por ejemplo. Además, un déficit de vitamina D puede provocar debilidad en los huesos, de hecho, si esto se produce a edades tempranas, puede ser causa de raquitismo.

La principal fuente de vitamina D es el Sol, y de ahí se obtiene el 90% de la cantidad que nuestro cuerpo necesita. El otro 10% procede de la alimentación. Es por ello que si existe déficit de vitamina D es importante incrementar su ingesta a través de los alimentos. Algunos de los alimentos que más vitamina D aportan son los pescados azules, la yema del huevo, el aguacate, los champiñones y los lácteos.

Mantén tu sistema nervioso libre de interferencias

Un sistema nervioso libre de interferencias es imprescindible para que el sistema inmunológico esté sano y fuerte. Las subluxaciones vertebrales, causantes de pinzamientos nerviosos, afectan al correcto funcionamiento de nuestro organismo, repercutiendo en nuestra salud general y en un descenso de nuestras defensas. La columna vertebral es la clave de nuestra salud.

Ajusta regularmente tu columna vertebral para que tu cuerpo rinda al 100% de su potencial. En nuestros centros quiroprácticos de Tarragona y Reus contamos con un equipo de profesionales quiroprácticos especialistas en el cuidado de la columna vertebral y del sistema nervioso.

Acerca del autor

centroquiropractico administrator

Deja un comentario